Blog Sage Experience

  • Información útil para ayudarte en la gestión de tu negocio, ya seas emprendedor, autónomo, asesor, pequeño o mediano empresario. 
Ir al Blog Sage Experience

Términos empresariales más comunes

Los conceptos más especializados explicados en una terminología sencilla.

Deducción fiscal

Es una reducción de los ingresos que están sujetos a tributos. También se puede definir como una técnica de minoración de la cuota íntegra. La finalidad de las deducciones es acomodar la contribución al sostenimiento de los gastos públicos bien a circunstancias subjetivas del contribuyente (por ejemplo el mínimo personal del IRPF) bien al compromiso del contribuyente en la realización de las actividades fomentadas por el legislador con fines económicos, sociales, medioambientales, etc. (fomento de la maternidad, la investigación y el desarrollo, el mecenazgo, etc.).

Se trata por tanto es un derecho del contribuyente para reducir su base imponible, y de esta manera la cuota a pagar y, también el tipo efectivo. Es decir, que el contribuyente obtiene una utilidad fiscal gracias a las deducciones.

La deducción puede ser por diferentes conceptos, aunque el más común es por los gastos en los que se incurren con la finalidad de producir un ingreso. Las deducciones suelen estar sujetas a determinadas condiciones o limitaciones.

El espíritu de las deducciones entiende que si el contribuyente obtiene ingresos por prestar un servicio, hay que tener en cuenta que para que pueda hacerlo cuenta con herramientas, que le suponen un coste. Este coste fue cubierto por ingresos que el contribuyente obtuvo, por lo cual la autoridad permite que lo que se gaste en estas herramientas se disminuya de sus ingresos, pagando así un impuesto menor. De esta manera se pretende favorecer que se invierta en el negocio, de tal manera que en un futuro se obtendrá un mejor ingreso y por lo tanto se pagará un tributo mayor.

No se debe confundir deducción con exención fiscal. Las exenciones fiscales son disposiciones introducidas por el legislador con el objetivo de que determinadas categorías, actos o negocios sujetos al impuesto queden liberados por completo de tributación efectiva. Un ejemplo serían las pensiones por incapacidad permanente. Se trata de rentas que, en teoría, estarían sujetas a tributar en el IRPF, pero que debido a una disposición introducida por el legislador están exentas, esto es, no lo hacen.

Cómo se aplican las deducciones? En primer lugar se aplican las reducciones sobre la base imponible, y así se obtiene la cuota íntegra. Un ejemplo de la aplicación de estas reducciones es, en el IRPF, el mínimo personal y familiar, que resta de la base imponible un importe que se considera como el mínimo imprescindible para cubrir necesidades básicas en función de las circunstancias de cada contribuyente. Los importes de las deducciones fiscales se restan directamente de la cuota íntegra a pagar. Por tanto, afectan directamente al importe final que pagaremos (o que recibiremos). Así, por ejemplo, si nuestra cuota sin deducciones en el IRPF se eleva a un pago de 2.500 euros, y aplicamos una deducción fiscal de 2.000 euros por rehabilitación de la vivienda habitual, al final nuestra declaración de la renta resultará en un pago de 500 euros.

Existen deducciones tanto estatales como autonómicas. Es conveniente conocer a cuáles podemos optar y sus condiciones particulares.

Puedes encontrar aquí más información sobre fiscalidad en tu empresa.

Buscar otro término