Blog Sage Experience

  • Información útil para ayudarte en la gestión de tu negocio, ya seas emprendedor, autónomo, asesor, pequeño o mediano empresario. 
Ir al Blog Sage Experience

Términos empresariales más comunes

Los conceptos más especializados explicados en una terminología sencilla.

Fraude fiscal

Se produce esta situación cuando, fingiendo que se cumple la ley, se usan medios ilícitos para darle otro sentido al texto legal con el fin de salir beneficiado económicamente. Se está buscando incumplir la normativa fiscal para pagar así menos impuestos. Cuando sobrepasa determinadas cantidades, se le conoce como defraudación.

El fraude fiscal tiene tres características esenciales:

  • Se realiza en perjuicio de la Hacienda Pública, es decir, del conjunto de los ciudadanos.
  • La conducta del defraudador contraviene la normativa tributaria
  • El defraudador incumple sus obligaciones tributarias.

El fraude fiscal es una infracción administrativa que, cuando sobrepasa determinadas cantidades, se considera delito, tipificado en el artículo 305 del Código Penal. Este artículo sobre el delito penal tiene una redacción que busca especialmente la recaudación de lo defraudado, ya que permite la exención de responsabilidad penal cuando haya regularización voluntaria del obligado tributario.

Es importante diferenciar aquí entre tres conceptos que, aunque frecuentemente se utilizan como sinónimos, no lo son. Se trata del fraude, la elusión y la evasión fiscales. De manera general, se puede afirmar que el fraude fiscal se caracteriza por un incumplimiento consciente de la norma, y que la evasión fiscal implica la ocultación de ingresos o de información con el objetivo de pagar menos impuestos. Por último, cuando se habla de elusión fiscal se habla de actuaciones al límite de la legalidad, que aprovechan vacíos legales o lagunas para obtener ventajas no previstas en la ley. Hay que tener en cuenta no solo la ley al pie de la letra, sino su propósito, esto es, el “espíritu de la ley”. Y estas actuaciones elusivas van precisamente contra ese espíritu de la ley.

El problema del fraude, la evasión y la elusión es bastante grave. Como muestra, algunos datos. Se estima que el 14,9% del PIB de la Unión Europea es economía sumergida, fundamentalmente en forma de trabajo no declarado y menor declaración de ingresos de la real. De igual modo, se calcula que en la UE, la evasión fiscal alcanza el valor de un billón de euros al año. Debido a esta importancia del fraude fiscal, los gobiernos utilizan diversas herramientas para perseguirlo y minimizarlo. Así, se dispone desde una policía tributaria hasta planes concretos y leyes específicas. Aquí podemos ver el Plan de Prevención del Fraude Fiscal, elaborado por la Agencia Tributaria española y la Ley de Medidas para la Prevención del Fraude Fiscal.

En este vídeo elaborado por la Comisión Europea podemos ver una muestra de cómo la Unión Europea trata de concienciar a la población para luchar contra el fraude y la evasión fiscales.

Buscar otro término